Los dispositivos se comunican con la nube a través de protocolos encriptados TLS, y el tráfico entre su navegador web y la nube se cifra a través de HTTPS.

¿Encontró su respuesta?