La zona de Fresnel representa una serie de regiones en las que las superficies provocarán que una onda reflejada, una fase desplazada en cierta cantidad, interfiera constructiva o destructivamente con la señal deseada de línea de visión (LOS) en el receptor. Estas regiones elipsoidales concéntricas (F1, F2, F3, etc.) de radio R – la primera (F1) que tiene la R más pequeña – se centran en la ruta de transmisión directa entre dos radios (Figura 1). La diferencia de fase total entre la señal de la línea de visión y la señal reflejada está determinada por factores tales como la forma y las propiedades de la obstrucción, así como la polarización de la onda incidente. Además, las obstrucciones pueden causar difracción y otros efectos no deseados. Cuanto mayor sea el número de la Zona de Fresnel y mayor sea R, más se desplazará una señal reflejada antes de interferir y, por lo tanto, más débil será su efecto. Por lo tanto, estamos más preocupados por la F1. Si una porción significativa de F1 está obstruida, la señal en la antena receptora se puede atenuar en gran medida.

Una regla general es que para evitar el bloqueo significativo de señal, la difracción o la atenuación multitrayectoria (para que su enlace se comporte como LOS), necesita al menos un 60% de F1 libre de obstrucciones, donde “60% de F1” es definido como un elipsoide más estrecho con un radio que es 60% del radio de F1. Figura 1: Zona de Fresnel (no a escala)

El radio de F1 depende de la frecuencia y la distancia del enlace, y por lo tanto se calcula para 62 GHz a múltiples distancias a continuación:

¿Encontró su respuesta?