Este proceso asegura que los cables de RF se instalan de forma segura al radio y la antena.

  1. Conectar dos cables coaxiales con conectores Tipo-N entre el B5c y la antena. Cada cable representa una polaridad horizontal o vertical.

2. Una vez asegurado mecánicamente, envolver los conectores con el Mastic tape (incluido) en el sentido de las agujas del reloj para protegerlos contra la entrada de humedad.

3. Conectar los dos cables coaxiales a la antena, asegurando que las polarizaciones horizontales y verticales están conectados entre el radio y la antena de la misma manera en ambos lados del enlace (H-H y V-V). El rendimiento del enlace puede verse afectado si los cables coaxiales se intercambian entre polarizaciones en un lado del enlace. Una vez asegurado mecánicamente, envolver los conectores con el Mastic tape (incluido) en el sentido de las agujas del reloj para protegerlos contra la entrada de humedad.

Nota: Algunas antenas no tienen etiquetadas las entradas, o se han numerado (por ejemplo 0 y 1). En este caso, consulte el manual del fabricante de antenas para determinar la polarización de cada entrada, y asegúrese de que los cables están conectados entre el radio y la antena de la misma manera en ambos lados del enlace.

¿Encontró su respuesta?