WiFi 6 es el último estándar para conexiones inalámbricas. El nuevo nombre que recibe el estándar Wi-Fi 802.11ax y que permitirá conexiones más rápidas, mayor alcance, menor consumo energético y una serie de ventajas que podremos disfrutar a partir de ahora si contamos con gadgets y productos compatibles con este estándar. Pero ¿qué es WiFi 6 y qué ventajas tiene?

Las redes inalámbricas son cada vez más comunes y suelen ser uno de los métodos favoritos de muchos usuarios para acceder a Internet desde dispositivos móviles, desde ordenadores o desde cualquier otro dispositivo conectado como electrodomésticos, televisores o altavoces inteligentes. Por ello, conviene saber qué es Wi-Fi 6 o qué ventajas trae, más allá de navegar desde el teléfono móvil o el ordenador.

Nueva nomenclatura

La Wi-Fi Alliance es la organización mundial que certifica los productos WiFi y que se encarga certificar los estándares para promover este tipo de tecnología. Desde los últimos tiempos, en octubre de 2018, la nomenclatura de los estándares Wi-Fi cambia para ser más fácilmente reconocible o que resulte más cómodo identificarlos.

De ese modo, contamos con seis versiones oficiales de estándar WiFi y las primeras han mantenido su nombre (WiFi 802.11a, WiFi 802.11b y Wi-Fi 802.11g) pero las tres últimas han apostado por simplificar las versiones para que cualquier usuario pueda reconocerlas e identificarlas sin ningún problema. Es decir, que Wi-Fi 802.11n pasa a ser WiFi 4, Wi-Fi 802.11ac pasa a ser WiFi 5 y WiFi 802.11ax pasa a ser Wi-Fi 6, el que nos compete e interesa.

Wi-Fi 6 es un estándar de transmisión inalámbrica que corresponde a Wi-Fi 802.11ax. No se trata de una nueva forma de conectarse a Internet sino de una actualización de lo que ya había. Concretamente, la sexta generación Wi-Fi. Una actualización con mejoras, más eficiente, más rápido y con menor gasto energético pero que destaca, sobre todo, por una mejor gestión en múltiples dispositivos.

Esta certificación ya está disponible para los fabricantes de productos y algunos smartphones actuales ya son compatibles. Será cuestión de años que todos los gadgets y dispositivos móviles adopten el nuevo estándar inalámbrico.

Diferencias con Wi-Fi 5

Wi-Fi 5 se lanzó en 2013 con el nombre Wi-Fi 802.11ac y es el más habitual actualmente en la mayoría de gadgets y dispositivos móviles. Este estándar sólo usa bandas de 5 GHz y no cuenta con la mayoría de tecnologías que permiten que Internet fluya correctamente en caso de varios dispositivos conectados.

Otras de las diferencias entre Wi-Fi 5 y Wi-Fi 6 es que pasamos de tener ocho flujos espaciales en lugar de cuatro flujos, que tenemos canales más anchos de 80 MHz o 160 Mhz frente a los 40 MHz que permite el estándar anterior con banda 5 GHz. También hay diferencias en el ancho de banda ya que el nuevo estándar es capaz de crear “subcanales” que se traducen en más vías para enviar a puntos de acceso diferentes. También mejoría la tecnología MIMO que permite el doble de transmisiones simultáneas: de cuatro a ocho en el caso de Wi-Fi 6

Ventajas de Wi-Fi 6

Mejor gestión de múltiples dispositivos

Cada vez hay más dispositivos conectados en cualquier parte: altavoces, electrodomésticos, televisores, tablets, consolas, teléfonos o incluso juguetes conectados. Por eso, la tecnología Wi-Fi 6 conseguirá que haya menor latencia cuando son muchos dispositivos los que acceden al router de forma simultánea. Para conseguir la mejor gestión de múltiples dispositivos, Wi-Fi trabaja con tecnologías novedosas como OFDMA u otras como MU-MIMO ya existente y ahora mejoradas.

OFDMA

Una de las tecnologías más interesantes de Wi-Fi 6 es OFDMA (Orthogonal Frequency Division Multiple Access) que permite dar al mismo router la capacidad de dar o “servir” Internet a varios dispositivos a través de un solo canal. Es decir, la tecnología OFDMA es capaz de dividir cualquier canal usado en asignaciones de frecuencia más pequeñas que distribuyen la información. La mejora se incluye en subida y bajada y se reducirá notablemente la latencia con respecto a otras conexiones. En lugar de enviar una gran cantidad de datos a un cliente mientras los demás están esperando, OFDMA entrega datos a todos los dispositivos a la vez.

Evita interferencias

La tercera de las tecnologías que incluye Wi-Fi 6 y que permite mayor eficiencia es Color BSS (Base Service Station) En este caso, no se trata de una tecnología que está enfocada a la conexión de múltiples dispositivos sino a evitar interferencias. Lo que hace Color BSS es disminuir las interferencias asignando colores para una mejor identificación. Se identifican con colores diferentes a cada red para que las interferencias de los vecinos no incluyan en la conexión. Cuando el punto de acceso detecta una conexión, comprueba el bit de color del BSS y decide.

Mayor velocidad y alcance

Una de las principales mejoras de Wi-Fi 6, como no podía ser de otra manera, es una mejor velocidad. Las velocidades máximas aumentarán hasta en un 40% desde Wi-Fi 5 a Wi-Fi 6. Con Wi-Fi 5, la velocidad máxima es de ocho canales 160MHz 256-QAM, cada uno de los cuales es capaz de ir a 866,7 Mbps, para una suma total de 6.933Mbps o, redondeando, 7Gbps. Mientras que con Wi-Fi 6 se podría llegar a los 9,6 Gbps, según la velocidad máxima teórica.

Bandas de frecuencia

Hasta ahora, Wi-Fi 5 sólo soportaba banda de 5Ghz pero con el lanzamiento de Wi-Fi 6 podemos conectarnos a banda 2.4 GHz o a banda 5 GHz y disfrutar de las ventajas de una y otra. En el caso del Wi-Fi de 2,4 Ghz cuenta con más interferencias pero mayor alcance, aunque menor velocidad. En el caso del 5 Ghz, tenemos mayor velocidad y menores canales solapándose entre sí pero un menor alcance. Con Wi-Fi 6 podremos operar tanto en 2,4 como en 5 Ghz y la frecuencia 2 GHZ será ahora más rápida.

Por ejemplo, en WiFi 6 conseguimos alcanzar hasta 1148 Mbps en banda 2.4 GHz, frente a los 1000 MBps que conseguíamos con Wi-Fi 4. Y en el caso de bandas 5 GHz, con WiFi 6 conseguimos alcanzar hasta los 2402 Mbps frente a los 2167 Mbps conseguidos utilizando Wi-Fi 5.

Otra de las ventajas de Wi-Fi 6 es que se espera que sea compatible con banda 6 GHz. Esto hará que tengamos una mejor velocidad en dispositivos que se encontrasen a poca distancia entre sí o que requieran un menor alcance. Por ejemplo, para usar realidad virtual o para la reproducción en streaming de gran calidad tendríamos una conexión ultrarrápida que cuadriplicaría la velocidad actual y reduciría la congestión. Para finales del año 2020 se espera que haya liberado 500 MHz de la banda de 6 Ghz y esto permitiría tener una banda muy poco saturada, con menor tráfico que la actual, en el momento de su lanzamiento.

Mayor duración de la batería

Los fabricantes se esfuerzan en mejorar la batería de los teléfonos móviles pero los modelos nuevos siguen teniendo la autonomía como punto débil. Sin embargo, Wi-Fi 6 nos permite gestionar mejor el consumo de energía, dentro de sus posibilidades. Es decir, gastaremos menor batería al estar conectados de forma inalámbrica con nuestros dispositivos. Especialmente en dispositivos pequeños y de baja potencia, sobre todo en aparatos IoT.

La tecnología Target Wake Time (TWT) incluida en Wi-Fi 6 permite configurar horarios en los dispositivos para que sólo se conecten cuando haga falta y no estén permanentemente buscando una red o esperando su turno. No estarán conectándose y apagándose sino que habrá un tiempo específico fijado para acceder. Cuando no accedan, estarán en modo reposo Cuando no estén usando Wi-Fi, entrarían en suspensión y no estarían consumiendo batería de forma innecesaria.

Mayor seguridad

Actualmente, los dispositivos y los enrutadores cuentan con la posibilidad de admitir WPA3 pero no es obligatorio. El protocolo de seguridad WPA3 fue anunciado en 2018 y apuesta por un cifrado de datos de 192 frente a los 128 bits que utiliza WPA2. Este protocolo WPA3 permite tener más seguridad en redes abiertas y en redes públicas y también nos protege contra ataques de fuerza bruta.

Para que un dispositivo sea aprobado como compatible con WiFi 6 por Wi-Fi Alliance, requiere que tenga protocolo WPA3 de seguridad. Esto hará que esta red inalámbrica sea aún más segura que las anteriores y estemos más protegidos ante ataques.

Compatible con redes anteriores

Para poder disfrutar de todas las ventajas anteriormente mencionadas, hace falta tener un dispositivo compatible. Como es lógico, hará falta que esta tecnología esté en tu router pero también en tu smartphone o en cualquiera de los aparatos con los que quieras comenzar a disfrutarla. ¿Tienes que cambiar todos tus dispositivos? No. Puedes cambiar tu router por uno con tecnología Wi-Fi 6 sin necesidad de cambiar todos los gadgets. A un router con WiFi 6 se podrá conectar cualquier dispositivo que no lo sea y también pasará al revés: un gadget con conexión WiFi 6 podrá conectarse a redes anteriores aunque, como es lógico, no disfrutarás de las ventajas que te permitirá tener un router más avanzado.

Si quieres saber si un nuevo dispositivo que vas a comprar (un smartphone, por ejemplo) es compatible con Wi-Fi 6, bastará con que busques el certificado en la lista de especificaciones. Como hemos explicado en el cambio de nomenclatura, deberás buscar la compatibilidad con Wi-Fi 6 o bien con redes Wi-Fi 802.11ax.

¿Encontró su respuesta?